Historias de Nuestros Egresados

Lic. Leticia Centurión Plate

“Me di cuenta de lo que valía mi trabajo y decidí ser mi propia jefa”

Detrás de una mujer de éxito existen muchas luchas, esfuerzos, perseverancia y por sobre todo amor a la vocación, esto describe a la Lic. Leticia Centurión Plate, nuestra egresada de la carrera de Marketing Promo 2006 y Administración de empresas Promo 2008.

Inicia contando su ingreso y elección en la carrera de Marketing y la Universidad del Pacífico, como una de las mejores decisiones, puesto que desde pequeña le gustaba enseñar, hablar, expresarse y que su padre fue el que la impulsó a elegir la carrera por las aptitudes que veía en ella.

Sus inicios como estudiante en la universidad fueron muy buenos y su expectativa fue llenándose poco a poco, hasta que una vez terminado el primer año la Licenciada quedó embarazada esperando a su segundo hijo y con problemas de salud que la impidió continuar, debido a su condición económica. Luego de 5 años volvió a retomar la carrera para seguir luchando por su meta. “Dejé mucho tiempo porque tuve problemas de salud, además de tener a mi bebé, y también se vino el quiebre financiero en donde quebraron todos los bancos y quedé sin trabajo ya que era funcionaria bancaria, los problemas personales se me acumularon. Fue muy difícil sobrellevar todo, pero tuve que empezar de cero porque siempre fue mi objetivo terminar mi carrera”

Sigue comentando que a pesar de todas las dificultades que atravesó, especialmente en lo económico, siguió adelante y se decidió continuar la carrera, “era todo un tema, pero no me importaba, yo iba y vendía en la universidad en el recreo sandwichitos con jugos, mis compañeros me compraban y con eso podría pagar mis libros, completar para pagar la cuota de la universidad, fue muy difícil”

Comenta también que su situación económica no fue impedimento para intentar avanzar, diciendo: “Yo era personal trainner, me metía en todas partes, ya estaba trabajando en Laboratorios Lasca como visitadora médica y además había puesto una cantina en un gimnasio. Entonces me iba los sábados para no dejar mi cantina y estudiaba de madrugada, hacía varias cosas, hacía de todo para poder solventar mis estudios porque a parte de mi facultad estaba por sobre todo mis hijos”

Además recuerda una anécdota con uno de sus docentes, el Prof. Meyer de la materia Estrategias de Comunicación, ya que era la clase en la que debía llevar a sus hijos, por no tener con quien dejarlos, “me tocaba los días sábados y les llevaba a mis dos criaturas en clase, y ellos se sentaban conmigo y el profe Meyer hablaba muy fuerte y mis hijos se asustaban y quedaban preocupados pensando que estaba enojado” entre risas sigue diciendo “todo el semestre los llevaba y a veces las cantineras me hacían el aguante y les dejaba con ellas, pero era lo que me tocaba porque no tenía con quién dejarles y no quería dejar la facultad”

Pero a pesar de tener las ganas para continuar adelante, la Licenciada recuerda que para el siguiente semestre nuevamente tuvo que dejar la carrera, mi padre falleció y vino un momento difícil en mi vida personal, “fue una noche que lloré muchísimo porque decidí dejar la carrera porque mis hijos también debían seguir estudiando y pensé que lo mío podía esperar”.

Así mismo la entrevistada indica “a veces el TPG nos asusta, llevarte bien con el grupo es muy difícil, yo aliento a que no se desanimen, Dios no nos da lucha que no podamos superar, normalmente en los últimos módulos del TPG queremos tirar la toalla, pero animo a los estudiantes que no lo hagan y lleguen a su meta”

En Marzo del siguiente año iniciaba un nuevo año académico y la Licenciada tenía presente su objetivo en todo momento y es allí en donde ocurrió un milagro para seguir rumbo a su meta, “esa noche anterior recé muchísimo, le pedí a Dios que me ayude, que tenía que terminar mi carrera para mejorar mi vida, la de los niños, y al día siguiente, como siempre, fui a un centro médico para visitar a los doctores y ofrecer los productos. Fue en ese momento que, esperando a que me reciban, encontré al Prof. Mag. Rubén Romero, quien me llamó por mi nombre y me preguntó porqué no iba más a la universidad, (hacia un mes que iniciaron las clases) y tuve que contarle lo sucedido, y en ese momento me dijo que si me animaba a volver y ponerme al día, y dije SI! y me presenté a la universidad y él me apoyó dándome una beca para poder restablecerme y seguir”, y fue así gracias a la ayuda del Prof. Romero y luego a la ayuda de una de sus hermanas mayores, quien la apoyó con el pago de parte de la cuota, pudo terminar la carrera para convertirse en lo que hoy en día es: Una Mujer Exitosa y Ejemplar.

Sus ambiciones de ser profesional y el querer ser mejor la motivó no solamente a terminar la carrera de Marketing, sino también la de Administración, “terminé la carrera de Marketing y luego la de Administración, con el objetivo de complementarme en todo y conocer de todo para abrir mi propia empresa”, mencionó.

Actualmente la Lic. Leticia madre de 4 hijos, cuenta con una Consultora del Recursos Humanos, que inició en el 2006, relacionado al Endomarketing, investigaciones de mercado, y asesoramiento de marketing estratégico. Además de ser conferencista internacional, llevando temas como las neurociencias, inteligencia emocional, liderazgo, entre otras a varios países como: Argentina, Perú, Colombia, Costa Rica, Bolivia, México. “Siempre fue mi sueño ser independiente… yo trabajé en muchísimas empresas y en todos los lugares donde estuve, siempre tuve menciones de honores, siempre me decían era la mejor y allí me di cuenta de lo que valía mi trabajo y decidí ser mi propia jefa”

Recomendó a todos los estudiantes que amen su carrera, que no solamente estudien por el título o por tener una profesión, por que de ser así no lograrán llegar a sus metas, además dijo que depende de uno mismo y del amor que le pongan a todo lo que hagan, el éxito está en la actitud ante la vida, tener metas bien trazadas, manteniéndose sereno, optimista y aprendiendo a controlar las emociones a pesar de las tempestades de la vida.

Y culminó diciendo: “No existe una vida sin dificultades vamos a mentirnos, las dificultades son necesarias para formar una personalidad fuerte y ganadora en la vida”

Compartir en: